Ladrillo a ladrillo

dhola-26092016

Ha pasado ya un año y cinco meses del terremoto que dejó sin hogar a miles de personas en Nepal.
Desde entonces, hemos dado muchos pasos, hemos recaudado fondos, hemos visitado Nepal, hemos podido ayudar a mucha gente con todas las donaciones y apoyo que nos habéis dado.

En la entrada de hoy, quiero enseñaros el gran progreso en la reconstrucción del pueblo de Dhola. Los habitantes de este pueblo siguen viviendo en tiendas pero, cada vez falta menos para que ya puedan disfrutar de sus nuevos hogares. Las casas ya comienzan a tener forma, y ese pequeño lugar, donde antes solo había arboles y maleza, en poco más de un año ha empezado a coger forma de pueblo.

Durante mis conferencias, siempre hablo mucho de la importancia del trabajo en equipo y de poder conseguir los retos y sueños que nos propongamos. Pero nunca, ni en mis expediciones he visto un trabajo en equipo como el que a día de hoy tenemos en el pueblo de Dhola.
Todos tienen un objetivo común: poder construir un nuevo pueblo desde cero. No sabría decir qué ocurriría si en mi pueblo nos pasara una tragedia semejante. Estoy seguro que saldríamos adelante y que podríamos reconstruir el pueblo, pero que lo haríamos individualmente. Es decir, cada uno de nosotros, tendríamos un objetivo: reconstruir nuestra propia casa.

dhola-2
En Dhola no es así, todos los habitante del pueblo trabajan en construir los edificios y cada casa por igual, de hecho todavía no se ha adjudicada una casa en concreto a cada familia, eso se hará al final cuando las casas estén terminadas. Todos ponen su esfuerzo, su tiempo y su ilusión en construir un pueblo para todos y entre todos.
Es increíble que vayamos difundiendo este tipo de mensajes en nuestra sociedad, pero lo más increíble es que un pueblo tan pequeño sea el que nos enseñe que si es posible. Tenemos todavía mucho que aprender de ellos…
Todavía nos queda mucho camino por recorrer y sobretodo muchas necesidades que cubrir, toda vuestra ayuda será bienvenida.