#DHOLAVILLAGE17

#DHOLAVILLAGE178

Estos últimos años mi relación con Nepal y el Himalaya ha sido muy cercana, y he seguido escalando algunas montañas, aunque no los grandes ocho miles. Una persona no se olvida de lo que ha vivido en aquellos lugares tan fácilmente, esto queda grabado dentro para toda la vida. El pueblo de Nepal y el Himalaya ha sido el que me ha visto crecer y el que me ha dado los valores que tengo, me han enseñado a respetar la vida y a ser feliz en ella.
Cuando ocurrió el terremoto en el 2015 , todavía recuerdo que era un sábado mientras escuchaba las noticias de lo que había pasado, por mi mente pasaban todos aquellos compañeros, todas aquellas familias, los niños de la fundación… un bombardeo de imágenes y de recuerdos.
Los grandes desastres siempre pasan en los lugares mas desfavorecidos, y por desgracia son muchos, pero cuando conoces bien el lugar y sientes que eres parte, la impotencia es tremenda.
Por ese motivo en la fundación nos pusimos en marcha camino a Nepal con la intención de poder ayudar. Eran tantos los lugares y las personas que necesitaban ayuda que nos tuvimos que centrar muy bien para poder elegir y ayudar en un lugar en concreto.
Y así dimos con el pueblo de Dhola.

#DHOLAVILLAGE172
Cuando lo conocimos, era un asentamiento de 55 familias, y 307 habitantes, compuesto por 144 niños en edad escolar, 14 niños menores de 5 años, 3 mujeres embarazadas, 12 viudas, más de 12 mujeres en lactancia y 26 personas de entre 70 y 98 años.
Las gentes de dicho pueblo, tras el terremoto , se vieron forzados a abandonar su ubicación, Kapur, ya que el seísmo destrozó la mayoría de las casas y provocó grandes grietas en las laderas superiores del pueblo, haciendo del lugar un sitio peligroso para volver a reconstruir sus viviendas en él.
Las 55 familias decidieron trasladarse a un emplazamiento más seguro y así encontrar una nueva ubicación para reconstruir el pueblo. Caminaron durante 5 días para encontrar este nuevo lugar y se afincaron en Dhola
La situación del asentamiento era muy precaria cuando llegamos. Vivían bajo lonas que les fueron donadas por USAID, no disponían de electricidad, salvo un par de luces de emergencia a través de placas solares que les aportaban 2 horas diarias de luz, y tenían un solo manantial de agua, que les abastecía los 3 tanques de 1000l, para todas las familias.
Mountaineers for the Himalayas by Edurne Pasaban tras conocer el pueblo y su realidad, decidió firmar un acuerdo con la Organización Lapa Swastha Sewa Bindu por el que se comprometía a donar un total de 110.000€ para la construcción de las 55 viviendas.
En contraprestación, todos los habitantes de Dhola tendrían que:
1- Cumplir unas normas de higiene básicas.
2- Acudir a la escuela, en el caso de los niños.

3- Ser alfabetizados y, en la medida de lo posible, realizar alguna formación para su futuro laboral, en el caso de los adultos.
El contrato tendría una duración de 5 años, prolongable si ambas partes así lo deseaban.
Han pasado 2 años , y estamos muy orgullosos de todo lo que hemos conseguido, o mejor dicho de lo que han conseguido ellos, porque nosotros lo único que les hemos dado en una cantidad de dinero para que ellos reconstruyas sus hogares, y sus vidas, como ellos crean conveniente.
Han trabajo día tras día, sin descanso; ellos han sido los que han construido ladrillo a ladrillo las 55 casas. Yo nunca he conocido un lugar como estos, es un ejemplo de comunidad solidaria como ninguna, deberíamos aprender tantas cosas de ellos aquí en occidente… Allí no hay envidias, no hay discusiones de quién trabaja más o menos, no existen la competencias ni los egos, sino que se trabaja para poder vivir y tener algo, algo tan necesario como un techo.

#DHOLAVILLAGE175
Por fin, ayer 29 de Marzo se inauguro el nuevo pueblo de Dhola, y se repartieron las 55 casas a las familias. Ha sido un momento increíble , la gran pena es que no he podido acudir por mi estado actual de embarazo, pero la felicidad es muy grande. El ver que con muy poco se pueden hacer tantas cosas gracias a vuestra ayuda.
Quiero aprovechar para agradeceros a todos, empresas y particulares, vuestras aportaciones, con las que habéis ayudado a conseguir este sueño tan importante. Este ocho mil lo hemos escalado todos juntos. Gracias especialmente en nombre de los habitantes de Dhola…

#DHOLAVILLAGE174
Finalmente, deciros que nos encantaría que bajo el hastag #DHOLAVILLAGE17, y durante el mes de abril, nos enviéis vuestros mensajes o comentarios. Para compartir lo que consideréis oportuno,  además de dar visibilidad a la gente que ha ayudado en el proyecto, mediante donaciones o de la manera que sea, y poder así agradecérselo de nuevo.

Queremos compartir con todos vosotros el Galardón que hemos recibido.

cece

Este fin de semana la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha hecho entrega de los Reconocimientos CECE a los valores sociales 2016.

Mountaineers for Himalayas By Edurne Pasaban ha recibido el galardón, por la solidaridad mostrada con los niños y niñas de las montañas de Nepal, Pakistán y Tíbet con la esperanza de abrir una vía para la enseñanza, financiando proyectos relacionados con la educación elemental, destinados a esos niños, paliando una de las necesidades más primarias y urgentes de la población del Himalaya como es el derecho a la educación.

Este reconocimiento queremos que sea de todos, porque gracias a vuestra ayuda y a vuestra colaboración podemos ir dando cada día un paso más.

Aprovechamos para invitaros a que conozcáis más de cerca nuestros proyectos y os animéis  a  apadrinar un niño.

La educación es la base del futuro.

Estamos de enhorabuena.

Ladrillo a ladrillo

dhola-26092016

Ha pasado ya un año y cinco meses del terremoto que dejó sin hogar a miles de personas en Nepal.
Desde entonces, hemos dado muchos pasos, hemos recaudado fondos, hemos visitado Nepal, hemos podido ayudar a mucha gente con todas las donaciones y apoyo que nos habéis dado.

En la entrada de hoy, quiero enseñaros el gran progreso en la reconstrucción del pueblo de Dhola. Los habitantes de este pueblo siguen viviendo en tiendas pero, cada vez falta menos para que ya puedan disfrutar de sus nuevos hogares. Las casas ya comienzan a tener forma, y ese pequeño lugar, donde antes solo había arboles y maleza, en poco más de un año ha empezado a coger forma de pueblo.

Durante mis conferencias, siempre hablo mucho de la importancia del trabajo en equipo y de poder conseguir los retos y sueños que nos propongamos. Pero nunca, ni en mis expediciones he visto un trabajo en equipo como el que a día de hoy tenemos en el pueblo de Dhola.
Todos tienen un objetivo común: poder construir un nuevo pueblo desde cero. No sabría decir qué ocurriría si en mi pueblo nos pasara una tragedia semejante. Estoy seguro que saldríamos adelante y que podríamos reconstruir el pueblo, pero que lo haríamos individualmente. Es decir, cada uno de nosotros, tendríamos un objetivo: reconstruir nuestra propia casa.

dhola-2
En Dhola no es así, todos los habitante del pueblo trabajan en construir los edificios y cada casa por igual, de hecho todavía no se ha adjudicada una casa en concreto a cada familia, eso se hará al final cuando las casas estén terminadas. Todos ponen su esfuerzo, su tiempo y su ilusión en construir un pueblo para todos y entre todos.
Es increíble que vayamos difundiendo este tipo de mensajes en nuestra sociedad, pero lo más increíble es que un pueblo tan pequeño sea el que nos enseñe que si es posible. Tenemos todavía mucho que aprender de ellos…
Todavía nos queda mucho camino por recorrer y sobretodo muchas necesidades que cubrir, toda vuestra ayuda será bienvenida.

Bienvenidos al blog de MHF by Edurne Pasaban

blog-bienvenido

Con este blog empezamos una nueva etapa en la Fundación Montañeros para el Himalaya by Edurne Pasaban. Nuestro principal objetivo es poder manteneros informados de los avances y nuevos proyectos que estamos llevando a cabo en la fundación y los pequeños pasos que vamos dando gracias a vuestra ayuda.

En el año 2003, cuando creamos la fundación y durante todos estos años hemos estado trabajando constantemente en la educación de los niños, sobre todo en Nepal. Nuestro proyecto principal es el Kailash Home, donde ayudamos, educamos y cuidamos a niños de todas las edades, desde entonces ellos han llegado a formar parte de mi vida y de mi familia.

El terremoto del 25 de Abril del 2015 que azotó a Nepal nos hizo plantearnos nuevos proyectos, y nuevas vías de ayuda. Mis redes sociales colapsaron, tenía un sinfín de mensajes de ánimos y apoyo, gente preguntado cómo podían colaborar y brindar ayuda. Al ver como la gente se volcaba en ayudar al pueblo Nepalí, desde el patronato de la fundación decidimos ir a Nepal, ver la situación y estudiar dónde y cuál era la mejor manera de poder ayudar en aquella situación.

Así fue como nos encontramos con el pueblo de Dhola y su triste historia, 55 familias que lo habían perdido todo, que tuvieron que dejar atrás la tierra que conocían y reubicarse en una zona completamente desconocida y lejos de donde ellos habían formado sus hogares y recuerdos. Como siempre, las personas del pueblo eran encantadoras, con muchas ganas de salir adelante, pero no tenían nada de ayuda económica. Vivian debajo de toldos o carpas, apenas tenían comida, solamente arroz que llegaba de grandes organizaciones humanitarias. Al encontrarnos con esta situación, decidimos ayudar con un proyecto un tanto ambicioso: la reconstrucción del pueblo entero, alzar y construir 55 casas y poder ayudarle al pueblo a construir su nuevo futuro. A día de hoy ya ha pasado más de un año, y poco a poco las casas y el pueblo van tomando forma, pero hay mucho trabajo por delante todavía.

Como os comentaba anteriormente, el objetivo de este blog es poder crear una plataforma donde os vayamos contando un poco más de los avances, de los pasos que vamos dando en los diferentes proyectos que estamos llevando a cabo.

Todos los que viajéis a Nepal y queráis conocer nuestros proyectos de primera mano, siempre seréis bienvenidos en el Kailash Home y en Dhola.